4 Dic 2014

La Mano que salió de la piedra.


La Mano que salió de la piedra

Describiré una historia que para muchos parecerá inventada pero a diferencia de las conocidas leyendas Chiricanas esta es una historia real que me sucedió cuando tenía 5 años de edad.
Era el año 1992, vivía con mi hermano y mis padres en la barriada las perlas, en volcán, Chiriquí, nuestra casa era una de las más alejadas, la casa más cercana a la nuestra estaba a unos 400 metros de distancia, detrás de nuestra casa había un gran terreno que colindaba con el rio Chiriquí Viejo a menos de 1 kilómetro desde nuestra casa, recuerdo que en esos tiempo las llanuras se incendiaban en el verano y la yerba se mantenía amarilla, algo común en estas llanuras llenas de piedras era ver rumos de piedras en forma de pirámide y piedras de gran tamaño donde solíamos treparnos, también era común ver las típicas cercas hechas de piedras y muchas piedras en los techos de las casas de los vecinos que trataban de mantener el techo pegado a las casas ya que el viento en estas áreas es fuerte.

Un día mi hermano que en esa época tenía unos 9 años de edad recibió a unos amigos que fueron a jugar con él, mi hermano decidió ir a jugar a las llanuras con sus amigos y yo como el hermano menor me fui detrás de ellos, pero cuando se es el más chico los niños de mayor edad te apartan, recuerdo que mi hermano no quería que yo fuera a jugar con ellos, pero como un buen hermano menor me fui detrás de ellos.
Cuando logré alcanzarlos ellos se encontraban hablando sobre una gran piedra, no sé cómo lo hicieron pero lograron subirla, la piedra era aproximadamente del tamaño de un auto y se encontraba en mitad de la llanura a unos 500 metros de la casa, en eso mi hermano me ve y me dice, vete para la casa, en ese mismo instante pasa un abejorro o totorron como se conoce común mente en Chiriquí, mi hermano lo ve volando y por asustarte me dice, vete para la casa que ahí va una bruja, yo con una gran sorpresa, inocencia y asombro volteo la mirada y veo aquel escarabajo volando, lo sigo con la mirada y logro ver que se mete detrás de otra gran piedra, en ese instante perdí el interés de trepar la piedra donde se encontraba mi hermano, y fui inocentemente a ver a esa bruja que se había metido detrás de aquella piedra.

La Mano que salió de la piedra

recuerdo que se encontraba un poco distante de la piedra de mi hermano, sus amigos reían pensando que yo me asustaría, recuerdo que caminé hasta llegar a esa piedra, toque con mi mano izquierda la piedra, y fui rodeándola poco a poco con mi mirada curiosa, cuando logré llegar a la mitad del recorrido, encontré un hueco en el suelo, pegado a la piedra y me pregunté ¿ahí se metió la bruja? el hueco era pequeño, cuando decidí agacharme para ver si podía ver algo, De ese hueco salió una mano que hizo el intento de agarrarme, fue algo tan impactante que nadie logro alcanzarme corriendo hasta que llegue a mi casa y me metí debajo de la cama un buen par de horas.


Fue un hecho que 22 años después aún recuerdo con claridad.
¿Y tú, Tienes alguna historia?.

Comparte con tus amigos


Comentarios